¿CARTA DE SERVICIO PÚBLICO  O PRIVATIZACIÓN A LA CARTA?