PuroTeatroEl documento que la dirección de la empresa ha titulado como propuesta para la transformación multimedia y el empleo, ha sido rechazado por el Comité Intercentros.

La dirección vincula al empleo y la estabilidad de forma torticera la pretendida transformación multimedia; para desregular nuestras funciones y llevarnos al hombre o mujer orquesta que siempre han soñado.

No se explica si no que quieran imponer la implantación inmediata de una Redacción Única Multimedia que afectaría a varias categorías, antes de negociar las nuevas funciones de cada puesto y sin especificar cuáles son los nuevos servicios audiovisuales que vamos a prestar ¿Con qué financiación y con qué equipos? Lo que la dirección ha planteado en realidad no es un acuerdo marco para desarrollar una radiotelevisión multimedia que preste un servicio público de calidad (ahí podríamos estar muy de acuerdo); es directamente un marco de negociación para un Convenio Colectivo.

Es vergonzoso ir a una reunión para que el director de RR.HH. diga que "aún somos analógicos": no señor Uribe, la digitalización de esta empresa se implantó hace una década (quizás, por aquél entonces, usted andaba de juzgado en juzgado cercenando los derechos de las/os trabajadoras/es). La dirección pretende poner la pelota en el tejado de la plantilla, como si la responsabilidad de la bajada de audiencia o de la falta de financiación para renovar la técnica o para contratar, fuera nuestra. Mientras ellos siguen abriendo la puerta a empresas como LAVINIA, que gestiona directamente, por ejemplo, toda el área técnica de TeleMadrid (plantilla incluida) o relegando la producción interna de Servicio Publico -cada vez con menos medios y menos trabajadoras/es- para reproducir hasta la saciedad una programación tópica y casposa que nos aleja de la ciudadanía y que pierde seguidores, día tras día.

Resulta ofensivo que la misma dirección que nos ha hecho perder más de 100.000 oyentes en la radio nos venga con el cuento de "invertir en talento", de "adquisición de nuevas aptitudes" o "rentabilidad en los procesos internos". En ningún momento hablan de independencia para las trabajadoras y trabajadores de la comunicación, de pluralidad o de cambiar la programación para llegar a más andaluces.

La dirección debe plantear los cambios que puedan afectar a las funciones en la VPT y, de forma separada, los relacionados con la estabilidad y el empleo en Contratación. Y debe aclarar que papel juegan los otros centros territoriales o de producción en éste proceso (hay Canal Sur más allá de Sevilla) para empezar a negociar. CCOO defiende la implicación de toda la plantilla en este debate, por ello hemos promovido la realización de Asambleas en todos los centros de trabajo y, propondrá en el Comité Intercentros, que ningún acuerdo podrá ser definitivo sin que se someta a referéndum entre la plantilla.

Seguiremos informando.