privatizanEl Parlamento de Andalucía pretende pagar 12.000 euros a la televisión local privada Onda Luz, que emite en cadena para gran parte de la comunidad, por la realización de dos debates en sede parlamentaria. El primero vinculado a la figura de Blas Infante, padre de la Patria Andaluza, y el segundo en el último tramo de la legislatura. OndaLuz, pertenece a Publicaciones del Sur (con cabeceras gratuitas como VIVA o Andalucía Información) y está vinculada editorialmente al partido del gobierno.

Nuestro Estatuto de Autonomía y la Ley 18/2007 para la RTVA nos confía el Servicio Público de radio y televisión para dar difusión al pluralismo y a la riqueza social de nuestra comunidad, mediante el debate y la información objetiva y plural de todas las expresiones políticas del pueblo andaluz.

La tentación privatizadora del debate político en el ámbito parlamentario no es nueva. Ya lo intentaron con 8TV, hoy desapararecida y que emitía desde el plató de la productora Ítaca (costeado durante años por esta casa), o con Localia.

Desde CCOO siempre hemos denunciado el despilfarro económico que suponen las partidas presupuestarias de las distintas consejerías para publicidad institucional mediante difusión audiovisual, que se realiza a través de la adjudicación -poco transparente- a determinadas productoras. Defendemos que la RTVA, mediante convenios con cada Consejería, realice esa labor de difusión institucional con medios propios y con el trabajo profesional e independiente de nuestra plantilla.

Denunciamos por tanto esta nueva tentativa de llevar a lo privado la difusión de la actividad parlamentaria y pedimos a los representantes de la ciudadanía y a la dirección de la RTVA que defiendan el Servicio Público encomendado a la Radio y Televisión Pública.